Los republicanos toman el relevo de la estrategia de Trump contra las filtraciones a la prensa

El director del FBI se encontró este lunes con dos líneas de interrogatorio en el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes . La distancia entre ellas es equivalente a la brecha que separa al Partido Republicano y al Demócrata en el caso de la influencia rusa en las elecciones presidenciales. Para los republicanos, es un asunto marcado por las filtraciones de información confidencial a la prensa, como la que le costó el puesto al asesor del presidente Trump, Michael Flynn. Para los demócratas, sin embargo, se trata de un claro caso de posible colaboración entre un gobierno extranjero y enemigo y el candidato presidencial que venció en los pasados comicios. Seguir leyendo .